El Desmontaje del Súper Poder

30 de Junio del 2017

La estrategia que ha manejado  el gobierno, para aparentar ser una democracia y a su vez perpetuarse en el poder, ha consistido en permitir se efectúen elecciones, pero irrespetar las consecuencias de las mismas, a su vez atribuyéndole los inevitables conflictos que esta estrategia genera a diferencias con individuos (la oposición) pero nunca no con el pueblo elector.

Esto principalmente lo ha llevado a cabo, colocándole un ente superior a cualquier instancia electa que piense distinto, los eventos más notorios de esta estrategia, han sido:

  • La elección en el 2008 de Antonio Ledezma a la Alcaldía mayor de caracas y creándole un Jefe de Gobierno de Caracas.
  • Referéndum constitucional de Venezuela del 2007, el cual perdió Chávez, irrespetando esta decisión y efectuando otro en el 2009, para legalizar la reelección indefinida.
  • Permitiendo un Rector del CNE disidente, pero siempre asegurándose que la mayoría sea partidaria de la revolución.
  • La elección de la Asamblea en dic. Del 2015, nombrando a los magistrados Express, eliminando de esta forma los efectos de dicha elección.

El caso más patético es el último, donde la Asamblea Nacional (o congreso) de cualquier país, es quizás la institución más relevante de la conquista democrática en la historia de la civilización, donde nombró a un TSJ, el cual se ha convertido en el SUPER PODER, del país. Este se atribuye la facultad de reescribir la constitución al antojo del gobierno, volviéndose el principal baluarte antidemocrático de nuestra nación.

En los actuales momentos, pareciera haber un movimiento en marcha, para desmontar a este Súper Poder, lo cual evidentemente será ferozmente opuesto por el Gobierno. En este respecto, podemos observar los siguientes acontecimientos:

  • En Marzo del 2017, después de emitir una sentencia que el país y el mundo calificó como un Golpe de Estado, el Súper Poder tuvo que emitir una aclaratoria, tratando de enmendar semejante decisión, lo cual reflejó por primera vez, que su poder tiene límites.
  • En Abril del 2017, comienzan las manifestaciones en el país, demostrando que no es un conflicto entre políticos, sino que el pueblo está desconociendo las decisiones de ese Súper Poder.
  • En Junio del 2017, la fiscal desempolva un documento indispensable para la designación de los Magistrados, por lo que tilda de nulidad absoluta, no solo su presencia en el TSJ, si no todas las decisiones que estos han tomado.
  • En Junio del 2017, a raíz de su informe de mayo del 2016, y de este nuevo elemento que aportó la Fiscal, la Asamblea Nacional, reabre el proceso de designación de Magistrados, en virtud de la nulidad del proceso de designación y de la facultad jurídica que tiene esta institución de revisar y corregir sus propios actos.
  • En Junio del 2017, la fiscal general, invoca el artículo 333 de la CN, indicando que no acatará, las recientes decisiones en contra de la fiscalía.
  • En Junio del 2017, la fiscal en alocución televisiva, manifiesta que la asamblea no se encuentra en ningún desacato, que ese no es un término jurídico aplicable a una institución. Y vuelve a cuestionar la designación de esos magistrados, expresando que “no pasarían una auditoría.”
  • En Junio del 2017, legitimando a la Asamblea Nacional, la Fiscal le solicita que esta institución ratifique su designación del vice fiscal.
  • En Junio del 2017, el alto comisionado de la ONU, emite un comunicado, cuestionando el procedimiento judicial en contra de la fiscal y el traslado de sus atribuciones al defensor del pueblo. Cuestionamiento internacional de las atribuciones que este Súper Poder se desea asignar.

Todos estos elementos, hacen pensar que existe un desmontaje de los Súper Poderes que desea atribuirse el TSJ.

En los próximos días, veremos la designación de los nuevos Magistrados, lo cual evidentemente será negado por el Gobierno y el mismo TSJ, creando un fuerte conflicto institucional en el país, el que esto cambie la balanza del poder, depende de varias cosas:

  • La legalidad con que se haga el proceso de esta designación.
  • El debilitamiento económico del gobierno, el cual cada día es mayor y parece estar siendo apoyado internacionalmente.
  • El apoyo internacional, a esta institución.
  • El rechazo Nacional e internacional al TSJ actual.
  • El sentimiento que tengan los militares, de que es inevitable un cambio en Venezuela, ya que el Pueblo no respetará una ANC llamada de forma ilegal, por lo que el país seguirá siendo ingobernable, llevándolos a apoyar la solución institucional que calme al país.

El desmontar, a este Súper Poder, puede significar la última oportunidad de Paz en Venezuela, ya que, como es evidente, la ANC es rechazada por la generalidad del país y es difícil pensar que la población en general, recibirá de buena gana el que le impongan unos cambios que ella no ha aceptado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s