LA TIRANIA DEMOCRATICA

Para explicar la aparente dicotomía en el título de este artículo “LA TIRANIA DEMOCRATICA”, debemos de explicar los conceptos de TIRANIA, LIBERTAD y COERCION.

Hay quienes equiparan la democracia a la libertad, siendo esto un error, la democracia es solo uno de los componentes de la libertad, al punto de ser posible exista una Tiranía Democrática.

Por lo que intentaremos explicar los conceptos ya mencionados:

  • ¿Qué es Tirania? – La Real academia española describe este término como:
    • Abuso o imposición en grado extraordinario de cualquier poder, fuerza o superioridad.
    • Dominio excesivo que un afecto o pasión ejerce sobre la voluntad.
  • ¿Qué es Libertad?  Es la capacidad de actuar sin COERCION, en otras palabras es todo lo contrario a TIRANIA.
  • ¿Qué es Coerción? Presión ejercida sobre alguien para forzar su voluntad o su conducta. Por lo que podemos deducir que la Coerción es la herramienta del tirano.
    • Para explicar un poco mejor este término, se podría hacer el intento de definir como coerción el reloj que controla el horario de entrada y salida en un espacio laboral, ya que el mismo es utilizado para ejercer una presión sobre el empleado. Sin embargo, esto no es considerado coerción, ya que la persona afectada por este método de control tiene la opción de no trabajar en ese sitio de trabajo, por lo que es su decisión ser sometido a tal control.

Los Monopolios son un tipo de coerción, ya que la sola presencia de un ente único en cualquier ámbito le genera falta de alternativa a que quien interactúa con esta  (Los Clientes, Empleados y Proveedores), esto a su vez puede generar una modificación en la forma de actuar de su contraparte, es por esto que es prohibida su existencia.

Como ejemplo podemos poner a un profesional del Petróleo que trabajaba en PDVSA, al no existir alternativas laborales para su profesión, es posible su comportamiento pueda sufrir modificación con el objeto de preservar su fuente de sustento.

A pesar que la constitución de Venezuela en los inicios de este documento establece que la soberanía reside en el pueblo, posteriormente pasa a darle al estado supremacía sobre el individuo.

La supremacía del estado sobre el individuo ha sido históricamente la norma de nuestro país, dándole al estado o más bien al pequeño grupo de personas que llega a ocupar los puestos que son llamados estado,  una especie de virtudes y sabiduría celestial, relegando al resto de los miembros de nuestra sociedad a una especie de sumisión ante la luminosidad de quien tenga la fortuna de llenar esos cargos.

Los ejemplos abundan, mencionaremos algunos para sustentar nuestra explicación:

  • La facultad de privar de libertad es otorgada a un “INDIVIDUO SUPREMO” llamado juez, siendo que realmente de residir la soberanía en el pueblo, el individúo debe de tener el derecho de ser juzgado por sus PARES y no por alguien que sea considerado superior a él.
  • En cada alcabala donde se nos exige bajar el vidrio o se nos detiene para inspeccionar nuestras pertenencias sin que el funcionario del estado tenga la OBLIGACION de reportar en su informe diario la causa probable que lo facultó para perturbar al ciudadano, se le otorga una SUPREMACÍA de presumir culpabilidad, sin consecuencia para el SUPREMO perturbador.
  • La posibilidad del estado para entrometerse en la relación entre individuos al establecer los precios de compra – venta de un artículo o servicio, implica SUPREMACÍA del iluminado que llega al estado y minimiza a quien no cuenta con ese puesto, imponiendo su decisión sobre la capacidad de los ciudadanos de acordar el valor que tiene para ambos la conclusión de una  transacción.
  • La exclusividad en actividades económicas y propiedades con fines económicos, hace ver que el pequeño grupo de turno que llega al poder, es todo sabio, bondadoso y noble, burlando la libre y voluntaria asignación de recursos provenientes de la exigencia de los consumidores a través del Mercado.
  • La exclusividad de las armas en manos del estado, establece una extrema virtud en aquellos que llegan al poder de utilizar estas según sus nobles, iluminadas y sabias decisiones, dejando totalmente indefensos a los pueblos que son abusados.
  • LA FACULTAD DE DIOS, dándole la posibilidad de quitar y asignar propiedades o concesiones a dedo, según las sabias decisiones del pequeño grupo ocupante del estado.
  • El establecimiento de controles de cambio, limitando la capacidad del ciudadano de acceder a la moneda extranjera y otorgándole LA FACULTAD DE DIOS a los ocupantes de turno del estado de valorar quienes, según su iluminado criterio, son merecedores de optar a este importante recurso.

En fin, la constitución Venezolana es un compendio de limitaciones ciudadanas y amplitudes para el pequeño grupo de personas que llega al estado, esas limitaciones entran dentro del concepto de TIRANIA expuesto al inicio de este artículo.

Lo anteriormente descrito NO es nuevo, es la estructura que viene reinando en nuestro país desde ya cerca de un siglo, por lo que las elecciones democráticas han servido para elegir al tirano de turno.

Rafael A. Weill G.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s